La utilidad de la acupuntura como técnica alternativa y/o complementaria en las especialidades médicas de ginecología y obstetricia está bien documentada, y es de tan vieja data como el origen ancestral de la acupuntura misma en la China. La práctica común de acupuntura y ginecología es habitual para tratar síntomas relacionados con desórdenes del aparato reproductor femenino, así como también para ayudar a llevar adelante un mejor embarazo o coadyuvar en el proceso de la menopausia.

Combinación entre acupuntura y ginecología

En el mundo femenino, la acupuntura ofrece un abanico extenso de opciones para el tratamiento de innumerables dolencias y condiciones del aparato reproductor femenino, habiendo logrado su remisión en algunos casos. Al ser una técnica de uso potencial en toda la extensión del cuerpo de la mujer, se ofrecen soluciones tanto para afecciones pélvicas como para las relacionadas con problemas en las mamas (tanto femeninas como masculinas). 

Entre las afecciones tratadas y controladas con la ayuda conjunta de acupuntura y ginecología se incluyen:

  • Libido baja. A través del tratamiento con acupuntura se puede lograr un incremento de la libido, tanto en mujeres como hombres, y corregir además condiciones relacionadas con ella, tales como dificultad para lograr la excitación, sequedad vaginal, el coito doloroso o la incapacidad de llegar al orgasmo.
  • Condición fibroquística de la mama, originando bultos en el tejido mamario que pueden presentar actividad hormonal causante de desajustes del ciclo menstrual. Esta condición es tan común que puede llegar a presentarse hasta en un 50-60% de las mujeres en edad fértil, produciendo además tensión, dolor, e hinchazón en las mamas, sobre todo como parte del conocido síndrome premenstrual. También es efectiva en el control de la hiperplasia mamaria.
  • Ciclos menstruales irregulares y sus molestias asociadas, como calambres, dolor y acné capilar severo. 
  • Síntomas asociados al síndrome premenstrual; dolor de cabeza, insomnio, estrés, calambres, retención de líquidos, acné, inflamación.
  • Fibromas uterinos y endometriosis. La acupuntura puede ayudar minimizando las molestias derivadas de la endometriosis y la presencia de fibromas, evitando en algunos casos su progresión.
  • Tratamiento de la amenorrea, leucorrea, dismenorrea y enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Desbalances hormonales y desarreglos del ciclo menstrual por efecto del estrés.

Uso de la acupuntura en obstetricia

Durante el embarazo se pueden presentar diferentes síntomas de disconfort que resultan comunes en algunas mujeres. Los mareos y náuseas matutinas que suelen manifestarse durante el primer trimestre del embarazo, así como la fatiga, la retención de líquidos, los dolores de espalda, cadera y cuello, pueden ser fácilmente calmados y revertidos combinando la práctica de acupuntura y ginecología.

Otro de sus beneficios en la práctica obstétrica se refiere a la preparación del paciente para las labores de parto, bien sea a través de parto natural, o inducido. En ambos casos, la acupuntura puede ser de mucha utilidad para el control del dolor y evitar el uso de la anestesia epidural o minimizar los dolores antes de recibir la anestesia epidural.

ACUPUNTURA PARA REGULAR LAS MENSTRUACIONES

La Medicina China da gran importancia a la cantidad y aporte de sangre en el organismo. Siendo así que muchos de sus síndromes son causados por deficiencia de sangre. Gracias a esto también contempla su regulación y tonificación. Utilizando remedios de hierbas potenciadores de la sangre y mediante terapia con acupuntura podemos regular los ciclos menstruales ya sea en casos de ausencia de menstruación (amenorrea), menstruación escasa o excesiva, menstruación dolorosa(dismenorrea) o ritmos irregulares como menstruación adelantada o atrasada.

La acupuntura durante la menopausia

Recurrir a la combinación entre acupuntura y ginecología puede ser fundamental para una mujer en este periodo de la vida. La utilización de la terapia hormonal puede ser suplida de forma efectiva por una terapia con acupuntura, con o sin adición de fitoestrógenos. Resulta efectiva también en la remisión de los diferentes síntomas del síndrome menopáusico, como el insomnio, la irritabilidad, el aumento de peso, los sofocos y los sudores nocturnos. Contribuyendo así mismo al incremento general de la energía y al balance hormonal. De igual forma, es utilizada en el control de la osteoporosis en mujeres postmenopáusicas.

Abrir chat
1
Hola 👋
¿Te podemos Ayudar?
Powered by